Aprendizaje cooperativo
El aprendizaje cooperativo es un concepto diferente del proceso de enseñanza y aprendizaje. Se basa en la interacción entre alumnos diversos, que cooperan en el aprendizaje de distintas cuestiones de índole muy variada. Este aprendizaje cuenta con la ayuda del profesor, que dirige este proceso supervisándolo y sirviendo de guía del proceso. Se trata, pues, de un concepto de aprendizaje no competitivo ni individualista como lo es el método tradicional, sino un mecanismo colaborador que pretende desarrollar hábitos de trabajo en equipo, la solidaridad entre compañeros, y que los alumnos intervengan autónomamente en su proceso de aprendizaje.
Los objetivos que se plantean a través de un aprendizaje cooperativo son:
  1. Potenciar las relaciones positivas en el aula estimulando al alumnado a aceptar y ser capaces de trabajar con cualquier compañero.
  2. Conseguir que los alumnos y las alumnas sean autónomos en su proceso de aprendizaje enseñándoles a obtener la información necesaria, resolver las dudas que se les planteen y consensuar en equipos el trabajo final, siempre con la ayuda y supervisión del profesor.
  3. Atender a la diversidad de alumnado que en estos momentos accede al sistema educativo con distintas necesidades.
  4. Reducir el fracaso escolar mediante una atención más individualizada y la interacción positiva que se crea entre alumnos y alumnas de diversos niveles académicos.

Las funciones básicas para la cooperación en el aprendizaje por parte de los alumnos trabajando en un pequeño grupo cooperativo son:
  • Ponerse de acuerdo sobre lo que hay que realizar.
  • Decidir como se hace y que hacer cada cual.
  • Discutir las características de lo que ha realizado cada uno, en función de los criterios establecidos, bien por el profesor o por el propio grupo.
  • Considerar como se complementa el trabajo.
  • Valoración en grupo de los resultados, en función de los criterios establecidos.

En la cooperación entre iguales el que explica o ayuda a otro a resolver un problema tiene más posibilidades de hacerse entender que el "profesor" puesto que él ha pasado "menos tiempo" por la misma dificultad que el compañero tiene y por eso puede "entender mejor" sus dificultades.
Por tanto los resultados que vamos a obtener de un aprendizaje cooperativo va a ser:

  1. En la cooperación que se crea para resolver el problema cada alumno/a del grupo puede observar gran variedad de estrategias, procedimientos, habilidades y técnicas que los otros utilizan para intentar resolver dicho problema.
  2. Se salvan las circunstancias sociales que impiden una inclusión de alumnado que es "diferente" del resto del grupo, se coopera de una forma "natural".
  3. Autonomía individual y de grupo. Se resuelven dificultades con un buen grado de autonomía individualmente y en grupo, se asumen las responsabilidades individuales dentro del grupo y las colectivas del grupo como tal, coordinar o colaborar en la coordinación del grupo (relación y cooperación recíproca, participación, intervención adecuada dentro del grupo…)
  4. Cumplimiento de compromisos: responsabilidad en la tarea (compromiso y esfuerzo)
  5. Actitud de comunicación (escuchar, respetar la opinión del grupo, mostrar tolerancia) y capacidad de comunicación (visionar e interpretar – saber manejar la información-, saber utilizar la expresión comunicativa y emocional).

Aprendizaje cooperativo y redes sociales.

En el siguiente artículo (http://especializacion.una.edu.ve/Telematicaeducativa/paginas/Lecturas/UnidadIII/TCEV.pdf) se pueden apreciar de forma sistemática los elementos necesarios para que se produzca un ap. cooperativo en los entornos virtuales. Se trata de un documento que puede servir de base e introducción a esta perspectiva.