En este enlace encontrarás un artículo que analiza los aspectos más problemáticos relacionados con el uso de las tecnologías por parte de los docentes. A través de investigaciones realizadas y de revisión de la literatura se han descrito problemas como la resistencia al cambio, las deficiencias de formación en cuanto al uso de las tecnologías, la autoestima y el grado de frustación y la visión de las máquinas como sustituto del profesor.
Actitudes de los docentes ante el uso de las tecnologías educativas. Implicaciones afectivas.

En este otro enlace aparece un artículo sobre una investigación llevada a cabo entre los profesores para comprobar cuáles eran sus expectativas y actitudes ante las nuevas tecnologías y analizar si, después de una experiencia de tres meses entre la etapa de formación y el trabajo con alumnos, se producían cambios en ellas.
http://www.profes.net/rep_documentos/Monograf/TALVCAP05.pdf

Por otro lado, mi discusión sobre ¿VLE o PLE? es la siguiente:
La mayor parte de la teoría educativa sobre el e-learning se basa en el modelo VLE, aunque no responda a la realidad del aprendizaje actual. El VLE, basado principalmente en sistemas cerrados y poco flexibles de contenidos, fue pensado para el aprendizaje en cursos y no corresponde al carácter informal, contextual, autónomo y libre que caracteriza el PLE.
El PLE hace referencia a un entorno virtual compuesto por la integración de todas aquellas aplicaciones que utilizamos en nuestra vida diaria para el aprendizaje. El PLE permite a los alumnos gestionar y reflexionar sobre su propio aprendizaje, el cual no viene dado en cursos, sino que se realiza continuamente en cada una de las actividades que realizan a lo largo de la vida.
El valor del PLE no radica en las herramientas utilizadas para conseguir esta integración, sino más bien en la actitud y en los valores que defiende: el aprendizaje para toda la vida y la autonomía del individuo en la organización de su propio aprendizaje.
El PLE es más un enfoque que una aplicación en sí y la idea de vincularlo a un único servicio es contradictoria en sí misma. Si tenemos en cuenta que el aprendizaje ocurre en muy diferentes contextos, hablar de una herramienta integradora es una idea incongruente ya que son muchas las posibilidades de llevarlo a la práctica.
Cada PLE es diferente porque responde al aprendizaje de cada individuo, que será quien elija la manera en que quiere obtener ese aprendizaje y cómo construir su PLE.
Entonces... ¿VLE o PLE?
Claramente, PLE

Un saludo,
María José Fuente Somavilla